not

miércoles, 5 de junio de 2013

Pareja inglesa deja morir de hambre a su hijo

El menor, por el hambre, comía del tacho de basura del jardín de infantes.

El menor, por el hambre, comía del tacho de basura del jardín de infantes.

Una mujer y su pareja fueron declarados culpables por la muerte de chico de 4 años, quien falleció en 2012 a causa de inanición. Según explicó el juez, el menor vivía en condiciones como de un “campo de concentración”. Las maestras de jardín lo vieron comer de los tachos de basura.

Los profesores de Daniel Pelka aseguraron que le vieron comer en varias ocasiones del cubo de la basura y que incluso robaba a sus compañeros el almuerzo. A pesar de haber denunciado la situación del pequeño de 4 años a los servicios sociales y acudir a su domicilio, estos no pudieron evitar del trágico final de Daniel, quien terminó muriendo de hambre en 2012.
Cuando los médicos encontraron al pequeño, estaba en muy mal estado con unos 7 kilos por debajo de lo que suele pesar un niño de su edad, y no pudieron hacer nada por salvar su vida.
Daniel sufría unas condiciones inhumanas en su propia casa, donde su madre y padrastro no le daban de comer y le tenían encerrado continuamente en la habitación sin salir, indicó telecinco.es.
Como asegura el diario Daily Mail, una de las evidencias claves en el juicio contra la pareja, Luczak, 27 y Krezolek, 33, fueron los mensajes de texto que la madre envió a su compañero; “vamos a encargarnos de Daniel después de la escuela, no va a probar la comida en absoluto”, o “está inconsciente porque casi lo ahogo, ahora tengo algo de tranquilidad”.